Taller Madera Zaragoza

Tipos de Puertas


Si te has decidido cambiar las puertas de tu casa, conseguirás dar un aire nuevo a tu hogar sin embaucarte en una reforma de las que te elevan los niveles de estrés. Se trata un cambio relativamente económico y rápido, que permite cambiar la estética y funcionalidad de cualquier vivienda. En las puertas está reflejado el estilo de una casa según sea minimalista, rústico, moderno...

Las puertas están pensadas para mejorar el aislamiento acústico, ahorra espacio e incluso, modificar la distribución de una vivienda. Los tipos de puerta más comunes son las abatibles, correderas, dobles y plegables. Pero, dentro de cada tipo existen diferentes modelos que se pueden ajustar a tus necesidades.

 

¿Qué tipo de puerta elegir para tu hogar?

 

Posiblemente, la mayoría de las puertas con las que te hayas topado en tu vida sean abatibles, ya que son las más utilizadas generalmente. Es decir, la puerta se abre mediante un picaporte que al girarlo o presionarlo, permite quitar el cierre y poder abrir dicha puerta. Pero, ¿qué pasa si no tienes espacio para poder utilizar una puerta abatible? Pues que podrás ahorrar espacio eligiendo una puerta corredera, con la que podrás ahorrar un gran espacio.

Volviendo a las puertas abatibles tradicionales, puedes optar con ellas con un diseño minimalista y mucho más moderno, que consisten en bisagras ocultas, hoja engrasada en la pared y pintada del mismo color que dicha pared, para que pase desapercibida a la vista, ya que solo quedará descubierta la manilla. Lo mejor es que elegir una manilla también de diseño minimalista, para que vaya acorde al diseño de la puerta.

El modelo de puerta pivotante, es menos habitual en los hogares. No tiene molduras, y gira sobre un eje vertical situado en un punto cualquiera del ancho de la puerta. Pero también es un modelo que permite ahorra espacio frente a una puerta abatible.

Otro modelo de puerta muy interesante y que permite aumentar la luz en una casa oscura es la de colocar puertas transparentes. Es cierto que puede parecer que tienes menos privacidad, pero hay opciones con las que podrás regular esto. Por ejemplo, colocar un cristal solo en la parte superior de la puerta. De este modo permitirás la entrada de luz en la estancia sin renegar a tu privacidad, es muy útil sobre todo en baños y dormitorios.

Como has visto, tienes numerosos modelos de puertas que puedes elegir. Lo más importante es que cubran tus necesidades y que se adapten a tu estilo. Si tienes dudas, lo mejor es que consultes con un profesional que te asesore de manera personalizada.

 

¡Consigue un aire nuevo en tu hogar con unas puertas nuevas!

Sin comentarios

Añadir un comentario